¿Necesito haber sido Desarrollador para ser un mejor Scrum Master?

Desde que comencé como Scrum Master, esta pregunta se escucha bastante. Las personas a menudo quieren saber: «¿Cómo alguien que no conoce el mundo TI puede capacitar a un equipo de TI?» Aquí hago la contra pregunta «¿Por qué un experto en desarrollo de software sería un mejor entrenador de equipo, considerando que estos dos roles Scrum master y Developer requieren habilidades muy diferentes para este desafío?», si lo llevamos a otro escenario como el futbol, existen algunos entrenadores exitosos que nunca jugaron al futbol como por ejemplo José Mourinho. Es cierto que es posible que te de un plus adicional o un lenguaje cercano y común con los desarrolladores pero no creo que sea una condicionante para el rol, veamos el porqué.

Nos encontramos en un dilema casi obvio, donde un individuo pueda dedicar realmente tiempo de calidad para aprender y crecer en diferentes campos y convertirse en un experto en la mayoría de ellos, esto es casi imposible y poco factible para la mayoría de las personas (no digo que no se pueda pero requiere de un gran esfuerzo de voluntad y tiempo). Como Scrum Master la experiencia y aprendizaje se centran en el liderazgo y gestión de personas orientadas en un enfoque de coaching. Mientras que el punto fuerte de un Developer radica en la profundidad de la experiencia técnica, análisis y resolución de problemas complejos, pero esto rara vez se combina con el conocimiento de liderazgo y la capacidad en gestión. Es verdad que hoy en los equipos agiles nos encontramos con roles como los líderes técnicos, pero ya en otros post profundizaremos en este rol mencionado.

Cerrar las brechas

Entonces, ¿Cómo comenzamos a cerrar estas brechas?

Para mí, todo depende de cultivar el entendimiento mutuo y el respeto por las fortalezas de los demás, además de enfocarse en construir un estilo de trabajo colaborativo. Con esto en mente, solo queda guiar aplicando lo vivido y experimentado, sea técnico o no, que te haya tocado conocer mientras se continúa con un enfoque siempre orientado al desarrollo y crecimiento de equipos.

Dominando el lenguaje.

No me refiero a que empieces a manejar los últimos lenguajes de programación o estés actualizado en ellos en cuanto a su forma y fondo. Sin embargo, si a los términos frontend, backend, pruebas automatizadas, Pasos a producción, compilar y DevOps si no te suenan tan familiar, probablemente necesitemos aumentar nuestro vocabulario tecnológico. Encontraremos estos términos y acrónimos en el día a día en nuestros equipos y ellos esperarían que nosotros entendamos el fundamento de estos. No es necesario comprender las implicaciones técnicas en detalle, pero definitivamente deberíamos poder comunicarnos y entender el contexto para actuar de manera efectiva y establecer nuestra credibilidad como entrenador. Como consejo, crear un glosario de términos y tomarnos el tiempo para dominar el lenguaje común del software.

Leer mucho.

Existe mucha información de donde apoyarnos y conocer estos nuevos conceptos, buscando información llegue a este sitio artesanía de software, así que, ¿por dónde empezar? No hay una única respuesta correcta para eso. Simplemente comenzar a buscar en Google, leer e investigar a medida que encontremos nuevos términos. El primer artículo con el que me topé fue uno de Martin Fowler (muy recomendado) trataba sobre el tema de la integración continua.

Mantenernos curiosos.

Esto es clave en cualquier escenario, cualquier rol, Mantenernos curiosos activos realizando preguntas o investigando algo que nos quede dando vueltas en la cabeza, ampliara nuestra perspectiva y nos ayudara a mejorar al hacer las preguntas que respaldarán el crecimiento de nuestros equipos. Crecimiento que no sería posible si simplemente les dijera qué hacer para resolver este o aquel problema. Solo haciendo las preguntas correctas y dejándoles llenar los vacíos por sí mismos, puedo ser el entrenador que necesitan. En internet existe un montón de cursos y certificaciones tanto de desarrollo de software como de gestión y trabajo en equipo, algunos de estos son gratuitos, es cosa de ser proactivos con nosotros mismo.

Si bien algunas personas exploran el rol de Scrum Master con experiencia previa en desarrollo de software como es mi caso, otras pueden tener un título en negocios y otras aún pueden (con bastante frecuencia) tener sus raíces en la gestión de proyectos. Independientemente de su experiencia, es probable que le falte una o dos piezas del rompecabezas.

Si algo he aprendido en mi camino profesional es que la clave es comprender el panorama general. Encontrar las piezas del rompecabezas que faltan y completar los espacios en blanco llevará tiempo. No siempre será fácil o será algo natural sin hacer una inversión significativa, pero sean cuales sean sus áreas de crecimiento, mi consejo para cada Scrum Master es:

Mantén la curiosidad, sigue haciendo preguntas y acepta el hecho de que siempre hay algo que hacer.

Para cerrar y respondiendo la pregunta inicial, No, no se necesita haber sido un Desarrollador para ser Scrum Master solo se necesita curiosidad, actitud y ganas de hacer las cosas diferentes y potenciar de la mejor manera a nuestros equipos con las herramientas adecuadas.


Deja un comentario